La educación en el Antiguo Egipto

La semana pasada en la clase de Historia General de la Educación revisamos el tema de la educación en el antiguo Egipto. En un principio los conocimientos fueron recibidos de los llamados dioses, entregado a los faraones, quienes según la creencia eran designados de manera divina.

La educación en el antiguo Egipto sienta las bases de una educación clasista que vemos repetirse hasta nuestros días, se ha construido históricamente una legitimación de la dominación desde tiempos antiguos. Esto me hace pensar la calidad de semidioses con que trata la justicia a nuestros actuales gobernantes.

En Egipto, todo esto se fundamentó en enseñar los preceptos morales a partir de la repetición (o la escritura en un momento anterior) de las “Sagradas Escrituras”.

Los escribas eran los encargados de educar a los hijos de los gobernantes y algunos cortesanos. Ellos tenían al mismo tiempo un cargo en la administración del estado.

El oficio del escriba era reconocido socialmente, y se transmitía de generación en generación.

Los hijos de los nobles recibían instrucción en conocimientos que los ayudaban a saber gobernar. Era para ellos fundamental el “saber hablar” en tanto el faraón privilegiaba la palabra para mantener a las multitudes dominadas.

La posibilidad del ascenso social era limitada, pero posible: aquel que recibiera instrucción en las artes de ser escriba, tenía la posibilidad de ascender y ser considerado socialmente. La violencia fue utilizada cuando se rechazaba la instrucción, eran castigados el ocio y la vagancia.

Por otro lado, a los campesinos la única instrucción designada era la de oficios que respondieran y los mantuvieran en el mismo estatus.

La instrucción de los nobles sucedía mayormente en el palacio, era un centro importante para la cultura. Ahí residía el poder económico y de dominación y por tanto a quienes lo habitaban, se les inculcaba todo lo necesario para poder perpetuar el mismo sistema.

En consecuencia, la educación en el antiguo Egipto significó una forma de institucionalizar y establecer una cultura específica.

Ante todo esto me resulta importante poner en evidencia cómo ha sido claro cómo la educación desde sus orígenes ha representado abiertamente una forma de instaurar un orden social y reproducir las jerarquías.

Mi pregunta es, ¿Si lo hemos sabido por siglos, por qué no hemos modificado las prácticas? Resultaría inocente de mi parte asumir que no hay intereses de los poderosos en seguir manteniendo sus privilegios… A costa de todos los demás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s