Práctica de estilo de enseñanza mediacional

Para esta semana, tenemos la tarea de poner en práctica lo revisado en clase sobre el estilo de enseñanza mediacional. Esta teoría desarrollada por Feurestein tiene una serie de características que proponen una metodología clara en que se toman en cuenta una serie de consideraciones para lograr el interés del aprendiz y que paso a paso comprenda las herramientas cognitivas que necesita para realizar la tarea designada.

En esta ocasión decidí compartir mis conocimientos sobre el instrumento musical llamado jarana, es originario del sur de Veracruz y la música que se toca es llamada son Jarocho o música de jaranas.

Mi aprendiz es Alejandra Puga, la chica con la que comparto casa. Ella es originaria de Oaxaca y tiene 23 años. Ella tiene conocimientos sobre la guitarra pero desconoce la técnica específica de la música de jaranas.

Para comenzar la sesión pedí que me dijera todo lo que sabía sobre la música de jaranas. Ella me contó que conoce algunos sones y que sabe que según la región se puden tocar distinto. También me dijo que es un ritmo muy específico.

A partir de esto, le di una breve introducción a lo que yo conozco como son Jarocho. Le comenté que en efecto es una música muy diversa y que una misma pieza puede tener cientos de formas de interpretarse.

Para esta ocasión, decidí enseñarle “El Pájaro Cú”; este es un son de los más tradicionales y viejos. Se trata sobre un pájaro que era según el más feo de toda la zona y para solucionar esto, entonces fue que le pidieron que llevara recados de amor a los seres amados, y así se convirtió en el pájaro más bello.

Todo esto tiene que ver con el origen de la música de jaranas, que es fundamentalmente campesina.

Con eso claro, le pedí que tomara la jarana para revisar su postura, la manera en que la tomaba y cómo acomodaba los dedos. Después de una mínima corrección en su forma de acomodar el brazo derecho, encargado del rasgueo, procedí a enseñarle uno de los rasgueos más básicos. Se usan palabras para describir estos rasgueos por ejemplo CA-RA-DE-PA-TO

Al momento de hacer el rasgueo noté que lo hacía como en la guitarra así que procedí a mostrarle cómo es que se hace en el son jarocho. Le tomó varios intentos lograr una buena postura de los dedos ya que automáticamente volvía a acomodarlos como si tocara la guitarra. Decidí entonces dejarla un tiempo a que practicara para que no se sintiera presionada. Al volver, noté que había mejorado mucho. La felicité por ello.

Después de eso, le mostré los tres acordes básicos del son tradicional. En el sur de Veracruz se refieren a eso como posición uno, dos y tres. Así que le hablé de eso y también le dije el nombre de las notas: Do, Fa y Sol 7. Repasamos lo que son los trastes y acordamos llamar a las cuerdas inferiores primeras cuerdas y las de arriba segundas y así sucesivamente. Formamos un lenguaje común.

Esta parte no le costó nada de trabajo debido a que ya tiene la habilidad de hacer pisadas.

Después le mostré los tiempos del Pájaro Cú, cómo es que se tiene que sostener cada acorde por un tiempo determinado.

Al pasar unos minutos ella ya era capáz de mantener la melodía.

Por último le mostré unos versos para que los repitiera, y terminó por cantar el Pájaro Cú, de una manera muy fluída.

Noté que mi paciencia y mi observación minuciosa de sus mañas anteriores en lo que respecta a instrumentos musicales, fueron ayudándome mucho en el proceso. Sabía cuáles errores podía cometer, ya que lo veo mucho a mi alrededor con las personas que se integran al Son Jarocho después de tocar guitarra. También me apoyé en eso: ella sabía unas cuantas reglas de música que subyacen a la mayoría de los instrumentos de cuerdas, entonces le animé a que usara su intuición y sus conocimientos previos para afinar el conocimiento que trataba de compartirle.

Por otro lado, no me considero una experta en el son Jarocho, así que cuando me preguntó cosas sobre la historia, como si sabía en qué fecha surgió, me resultó difícil responderle. Pero pronto pude investigar y le dije la respuesta.

Me dí cuenta que aprendía de mejor manera si no me tenía al lado corroborando cada uno de sus movimientos, por lo que decidí alejarme un poco con el pretexto de hacer café para dejar que ella sóla lograra practicar y corregir sus propios errores.

Disfruté mucho el hacer esto, ya que me gusta compartir la música. Lo que también fue muy interesante, fue observar a partir de los principios de mediación, cómo ella iba desarrollando la habilidad con tan sólo pocas instrucciones de mi parte. Debieron ser precisas y basadas en un lenguaje común.

Me siento entusiasmada de seguir practicando el estilo de enseñanza mediacional.

Anuncios

Un pensamiento en “Práctica de estilo de enseñanza mediacional

  1. Hola Paulina,
    Qué interesante la experiencia. Noto en tu relato cuestiones importantes sobre mediación:
    -Tu conocimiento sobre el instrumento para guiar a partir de observaciones precisas (dominio del objeto de conocimiento)
    -También los conocimientos previos de ella para poder aprender algo nuevo y los tuyos (sobre guitarra) para notar ciertas cuestiones específicas y desde ahí hacer tu mediación.
    – No sólo atender el aprendizaje técnico, sino tu sensibilidad para notar cómo se iba sintiendo.

    Tu narración en rica pero me quedé a la expectativa del análisis de tu práctica con relación a las características conceptuales que estuvimos revisando. Eso faltó. También espero que nos compartas el video.

    ¡Saludos!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s