Conociendo la Licenciatura en Ciencias de la Educación

El pasado lunes 1 de diciembre, alumnas de primer semestre de la licenciatura en Ciencias de la Educación decidieron hacer una acción grupal para dar a conocer la carrera.

Esta acción fue planeada a raíz de comentar la inquietud por el poco conocimiento que existe sobre nuestra carrera y con la intención de conocer el significado de la experiencia universitaria de algunos alumnos del ITESO.

Por mi parte, no pude asistir a la acción grupal, pero me fue encomendado hacer un escrito sobre la misma.

Al preguntar a algunas de las compañeras sobre su experiencia, coincidieron en que faltó un poco de organización lo que hizo que al principio fuera un tanto complicado hacer que los alumnos se acercaran.

Fue interesante leer las reflexiones de los compañeros que se acercaron a compartir lo que les significaba la experiencia universitaria. Aunque desde mi punto de vista, pudimos haber ahondado más y favorecido una reflexión más profunda.

DSC05188

También regalamos unos cuantos separadores que fueron diseñados por las mismas alumnas de la carrera.

Me gustaría tomar un poco de esto, para reflexionar sobre la oportunidad de estudiar una carrera universitaria en una institución privada y de excelencia como lo es el ITESO.

Para eso, me remito a una frase de Eduardo Galeano que me parece muy provocadora en tanto al tema de la educación:

“Día tras día, se niega a los niños el derecho de ser niños. Los hechos, que se burlan de ese derecho, imparten sus enseñanzas en la vida cotidiana. El mundo trata a los niños ricos como si fueran dinero, para que se acostumbren a actuar como el dinero actúa. El mundo trata a los niños pobres como si fueran basura, para que se conviertan en basura. Y a los del medio, a los niños que no son ricos ni pobres, los tiene atados a la pata del televisor, para que desde muy temprano acepten, como destino, la vida prisionera. Mucha magia y mucha suerte tienen los niños que consiguen ser niño”

Me parece que a partir de esto, es importante cuestionar ¿cómo es que vivimos el privilegio de la educación?

Creo que somos muy afortunadas y afortunados de tener la posibilidad de recibir una educación de calidad, por tanto ¿cuál es nuestro compromiso para con eso que nos ha sido dado? ¿Qué educación queremos construir para el futuro?

Me permito creer en un mundo donde la voz de chicos y grandes tenga el mismo valor; en donde nos permitamos aprender siempre las unas de los otros y nos reconozcamos como expresiones de la vida tan hermosas como la que tenemos la dicha de experimentar.

Es urgente cuestionarnos las formas de acercarnos a las y los demás, de escucha, de reconocimiento y sobre todo permitirnos seguir soñando con un mundo que no tenga que dar por sentado el miedo, la violencia y el hambre.

Sólo cuestionando el origen de estos males, y atacando las formas en que se ha venido perpetuando todo esto; me parece que será posible dar luz a una nueva humanidad. Una que conozca y viva el amor, la felicidad y la plenitud.

Y me niego rotundamente, a que me arrebaten mi derecho a soñarla y construirla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s